El flirteo es necesario para seducir

Para seducir a una mujer hace falta dominar el flirteo (coqueteo), que no es práctico ni directo, pero que sí sigue unos principios básicos, que una vez dominados, lo colocarán a usted muy por delante de otros hombres en el éxito con las mujeres.

Si usted no sabe flirtear, no puede jugar con las mujeres, y si no puede jugar con ellas, no sentirán ningún interés romántico en usted. En el flirteo, las mujeres tienen una forma de descubrir cómo se comportará usted como amante, o cómo sería en una relación estable. Si usted no es jovial, imaginativo y divertido cuando se conocen, ¿cómo será usted como pareja en una cita? ¿Yen la cama?

El flirteo hace que las mujeres estén contentas de verle mediante un proceso que se llama «fijación». La fijación simplemente significa que un determinado estímulo (ya sea un sonido, una visión, un olor o una persona) se conecta siempre a una determinada sensación. Por ejemplo, cuando vemos un coche de policía por el retrovisor, con las luces destellando y la sirena sonando, lo conectamos con una sensación de temor. El corazón se acelera y sentimos miedo. Ambos aspectos están fijados el uno con el otro.

El flirteo es la clave de una seducción afortunada. Si usted domina el flirteo, también dominará el arte de la seducción, y viceversa. Todos los maestros de la seducción también poseen técnicas de flirteo.

¿Cómo se usa el flirteo para valorar la estabilidad de una mujer?
En primer lugar, le permite medir el miedo que ella pueda sentir ante usted. Si se trata de un miedo persistente, tal vez no merezca la pena seguir adelante. Es importante comprender que existe una diferencia entre este miedo persistente y el miedo temporal que casi todas las mujeres sienten cuando conocen a un hombre.

Al principio, usted no le prestará demasiada atención a ese temor, con- vencido de que todo saldrá bien. 
Al segundo o tercer contacto, ella debería comenzar a relajarse y a devolverle las bromas.

Tal vez descubra usted que es una chica extremadamente sensible, que se ofende con mucha facilidad. Si se enfada cuando usted flirtea con ella, o le da sermones del tipo «hay cosas sobre las que no se debe bromear», seguro que es una mujer que no le interesa. Si se pone a llorar, o su actitud causa miedo a usted y es usted el que siente ganas de llorar, entonces aléjese de ella.

En conclusión, el flirteo no solo sirve como una buena arma para seducir a una mujer sino que también sirve para valorar su estabilidad, es decir si es emocionalmente estable o inestable y además ayuda a eliminar una de las defensas naturales de la mujer

Leave a Reply